Las jeringas para gasometría se utilizan para la extracción de sangre arterial. Son unas jeringas ya preparadas, que contienen una cantidad exacta de heparina liofilizada, para prevenir la coagulación. No corren riesgo de dilución y la lectura es más precisa.

Existe una amplia gama de concentraciones en las distintas presentaciones.

Cuentan con un sistema de seguridad para la aguja, para el fácil retiro, evitan salpicaduras y son fáciles de desechar (torre o cubo).

También poseen un sistema de ventilación, en donde el aire es evacuado por la parte trasera de la jeringa, así como las burbujas.

Cuentan con una aguja de las más alta calidad que ayudan a disminuir el trauma en el paciente

Los comentarios están cerrados.